Movil de viento

Móvil de viento

La verdad es que no sabría muy bien cómo definir el objetivo de esta actividad, aparte de ser muy creativa y a mi parecer original. No obstante es un juego basado en la pedagogía Waldorf, puesto que está fabricado de manera artesanal y con materiales naturales que respetan la naturaleza.

 

Recoger hojas secas

 

Esta actividad surgió de manera casual un día estando en el jardín en casa de mis padres, tienen un árbol de magnolio, me puse a recoger con mi hija Lua las piñas y hojas que se habían caído al suelo y mi imaginación se despertó para crear este precioso móvil de viento que os presento a continuación. 

Creo que la realización de juegos con materiales naturales son más bellos y la belleza es esencial para el aprendizaje de los niños, ya que activa su interés por el juego y la exploración.

Consiste en realizar un móvil de viento utilizando materiales naturales.


Materiales

  • Hojas de magnolio
  • Palo de bambú o palillos largos, los que se utilizan para las brochetas (en función de lo grande que se quiera hacer)
  • Piñas
  • Hilo resistente
  • Témpera
  • Pinceles
  • Tijeras
  • Papel para proteger la superficie donde vayamos a pintar

 

Una vez hayamos recogido las hojas y piñas (recomiendo que no estén muy secas puesto que se rompen) las pintamos de colores (por ambas partes mejor, así cuando con el viento se mueven queda más bonito). Dejamos secar todo.

Cortamos el hilo en diferentes longitudes y vamos atando piñas y hojas a nuestro gusto (acordaos de equilibrar el peso). Después las vamos colocando en el palo y ¡listo! ya tenemos un sencillo móvil de viento que podemos colocar donde queramos, incluso como decoración en la habitación de nuestros hijos e hijas. Yo lo he colocado al aire libre porque me parece precioso observar cuando el viento mueve las hojas.

 

Pintar hojas para un movil de viento

Pintar con colores al agua las hojas

Hojas pintadas a mano con temperas acrilicas

 

Y bueno, si queremos añadir sonido solo hace falta que atemos algún cascabel en alguno de los extremos de los hilos.

¡Descubre más actividades para niños de +3 años!