Trasvases Montessori para niños de 2 años

Trasvases Montessori

Los trasvases son una actividad Montessori de vida práctica que se puede presentar alrededor de los 2 años. En primer lugar te digo que esta actividad necesitará de tu supervisión puesto que se jugará con objetos pequeños.

Los objetivos de esta actividad para niños de 2 años incluye concentración, coordinación ojo-mano y manipulación para verter líquidos.

Para el correcto desarrollo de ésta, se necesita utilizar cuencos idénticos y productos de similar tamaño. Con esto conseguimos minimizar la dificultad de la actividad puesto que se concentrarán en el contenido y no en el contenedor.

Puedes utilizar diferentes materiales:

  • piedras
  • líquidos
  • pasta
  • garbanzos
  • pompones
  • granos de maíz
  • semillas de calabaza
  • semola o pan rallado 
  • harina 
  • nueces

Ejecuta esta actividad y presenta el material como si fuera un ritual

 

  1. Toma la bandeja con los 2 tazones con ambas manos, levántala de manera que los brazos queden parejos con la cintura y lentamente llévala a la mesa y colócala suavemente.

    Cuencos trasvases montessori
  2. Muestra al niño o niña cada tazón o contenedor diciendo: “Este es pequeño y este es grande. Este está vacío y este está lleno.
  3. Con la mano dominante, levanta lentamente un puñado de objetos del tazón al otro y transfiérelo al tazón vacío. Continúa hasta que se transfieran todos los objetos y termina con, «ahora este recipiente está vacío y este recipiente está lleno».
    Repite moviendo los objetos de regreso al tazón original.
  4. Luego pregúntele al niño: “¿Quieres probar?”.

 

Trasvasando nueces

Trasvase para niños
* Como veis el agua está coloreada, es suficiente con añadir un par de gotas de colorante alimentario. Ésto ayudará al niño a distinguir mejor cómo se mueve el líquido, si se cae o se ha derramado, etc.

Trasvase de cous cous

 

Para realizar los trasvases Montessori se pueden utilizar también diferentes herramientas, como por ejemplo: 

 

Es importante que vayamos adaptando los materiales y herramientas a la edad e interés del niño o niña, aumentado poco a poco el grado de dificultad, no perdiendo de vista que el sentirse capaces les hará sentir satisfacción

No dejemos nunca de observarlos, ¡ésta es la mejor forma de conocer a nuestros hijos e hijas!

¡Descubre más actividades para niños de 2-3 años!